HABITACIONES COMPARTIDAS…¿ACIERTO O ERROR?

PREPARA TU HOGAR PARA LA LLEGADA DE LA PRIMAVERA
4 abril, 2019
Show all

HABITACIONES COMPARTIDAS…¿ACIERTO O ERROR?

Amueblar, y en sí la decoración de habitaciones infantiles compartidas para dos o más niños no es una tarea sencilla. Si se trata de hermanos del mismo sexo o de edades similares parece que el problema no es tan grave como si estamos hablando de compartir cuarto un niño y una niña o entre hermanos con una diferencia de edad considerable.
Con la llegada de un nuevo hijo a casa, probablemente, nos planteemos si es más adecuado que cada hermano tenga su propia habitación y así, de este modo, cada uno tenga un espacio que sienta como suyo, o es mejor que usen el mismo dormitorio para que, de esta forma, puedan compartir juegos y vivencias. Aunque para muchos padres la opción de habitaciones individuales no existe hoy en día, pues la superficie de los pisos y casas en que vivimos no tiene la suficiente amplitud como para permitirnos que cada niño tenga su cuarto.

Cuando por elección u obligación, los niños comparten habitación, tenemos que tener en cuenta el gusto de cada uno de los pequeños, los metros con los que contamos y, sobre todo, el presupuesto del que disponemos.

Tenemos que visualizar cómo aprovechar al máximo los metros con los que contamos para conseguir una habitación infantil o juvenil compartida perfecta, donde cada uno de los niños tenga su propio espacio, se sientan cómodos y dispongamos de mobiliario de almacenamiento suficiente para todas sus pertenencias.

Una vez que sabemos las medidas exactas de la habitación con las que trabajar (muy importante medir bien para no llevarnos sorpresas) y tenemos claro el presupuesto disponible, tenemos que decidir qué estilo vamos a dar a la habitación, para así poder empezar a seleccionar mobiliario, decoración y, por último, los detalles con los que obtendremos un resultado perfecto.

Por último, tenemos que tener en cuenta que los niños crecen y lo que hoy es una solución útil puede ser que en un par de años no lo sea tanto. Por eso, mi recomendación, es elegir elementos de almacenaje que se puedan adaptar a las necesidades cambiantes de nuestros pequeños y sobre todo, que sean de buena calidad para que soporten el trato de nuestros hijos. Muy importante que los muebles sean resistentes y duraderos ya que el resto de elementos como cuadros o textiles (cortinas, ropa de cama, alfombras,…) siempre serán más fáciles de cambiar e ir adaptando a las edades de los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *